¡Adiós, correo electrónico! – Cómo acaban las empresas con sus cuentas de correo electrónico

¿Trabajo de oficina sin correo electrónico? ¿Es eso posible? Al parecer sí, al menos cuando se trata de Thierry Breton, el jefe del gigante francés de TI «Atos».

Aunque para muchos sea casi inconcebible, Breton quiere desterrar completamente el correo electrónico de su empresa en un plazo de tres años. Insiste en que la enorme cantidad de correos electrónicos que enviamos hoy en día es insostenible. Y sobre todo, hay demasiados correos basura, cuya eliminación no hace más que malgastar inútilmente tiempo de trabajo. Para él, el correo electrónico no es ni más ni menos que «la contaminación medioambiental de la era de la comunicación».

Pero, ¿realmente hay que verlo tan drásticamente como Breton? ¿O también existen soluciones sencillas para no tener que renunciar a las misivas electrónicas?

En efecto, las hay. Entretanto, son muchas las empresas que ofrecen los denominados filtro spam. Estos deben filtrar de manera efectiva los mensajes spam a fin de evitar problemas. Tienen una cuarentena integrada, similar a la de los programas antivirus. De ese modo, todo resulta claramente visible y puede administrarse estupendamente. Especialmente, cuando la cuarentena permanece prácticamente vacía. ¡Ya que algunos proveedores de filtros antispam ofrecen también unos índices de detección del 99,99 %! Es una locura, ¿verdad? Y cuando el proveedor además gestiona íntegramente las soluciones, ¡no se generan gastos adicionales para la empresa! Señor Breton, ¿no cree que un filtro antispam le vendría bien a su empresa?

El siguiente gráfico os muestra la gran proporción del correo basura dentro del volumen total de correo electrónico:

 

 


Parse error: syntax error, unexpected end of file in /home/spiritwo/public_html/wp-content/themes/generatepress/footer.php on line 93